domingo, 14 de mayo de 2017

COLINAS DE TRASMONTE - Danza de Tábara del IES Los Sauces

Hace ya un par de años en 2015 los Alumnos y Alumnas de la Asignatura Optativa de Canto Coral del IES Los Sauces ya acudieron a la localidad de Colinas de Trasmonte para participar en la Fiesta de la Virgen de los Dolores que se celebra el 2º Domingo de Mayo, con la Danza de Paloteo de Tábara y este año hemos vuelto a repetir

"Cucarachas enojadas", en concierto el sábado en Colinas
M. A. C. 12.05.2017 | 00:52

Colinas de Trasmonte celebra sus fiestas de la novena la Virgen de los Dolores desde este sábado al lunes 15. Entre las actividades se organizan juegos y merienda populares, una actuación del grupo de danza de paloteo del IES "los Sauces" y la tradicional subasta de las roscas. El grupo de surf-rock "The Cucarachas Enojadas"ofrece un concierto en la Casa de Cultura este sábado a partir de las 23:30h.


Virgen de los Dolores, a la que le realizan la novena, la cual se finaliza el segundo domingo de mayo, (día grande), con el cántico del Ramo por las mozas del pueblo y el ofrecimiento del Ramo el cual es llevado por los quintos o mozos, una bonita costumbre y tradición, que con una simple loa se llega a los corazones que forman parte del pueblo de Colinas de Trasmonte. Luego por la tarde las mozas sacan en procesión a la Virgen junto al Ramo, finalizando el dia con la subasta de las roscas....




Habíamos quedado a las cinco de la tarde, pero como suele suceder entre unas cosas y otras la cosa se retrasó un poco y comenzamos más tarde de lo previsto.

En total se danzaron seis lazos, los cuales paso a enumerar:
La Pasión II
Las Calles de Roma
El 20 de Noviembre
Señor Mío Jesucristo
La Pasión
El Veinticinco
Acudieron a la cita 16 alumn@s de 4º de ESO y 2º de Bachillerato, en total dos cuadrillas completas, aunque este curso disponemos de otras dos cuadrillas y media más, por si surge cualquier eventualidad.
Danzando la Pasión, en la versión que se ha recuperado de las grabaciones del año 1983, donde se reunen movimientos del lazo de la Pasión y de las Vuelticas.





 Danzando Las calles de Roma



 En plena evolución del lazo El 20 de Noviembre


 Danzando Señor Mío Jesucristo






 La versión que solemos danzar hasta ahora de La Pasión


Y por último El Veinticinco, se le dió bastante brío y tanto el público como los danzantes notaron la velocidad imprimida.


 Fin de nuestra puesta en escena
 Saludo al respetable y fin de la actuación
La foto de grupo no puede faltar

Muchas gracias por invitarnos a participar en vuestra fiesta y gracias también a Tere por el reportaje fotográfico

viernes, 5 de mayo de 2017

FINLANDESES APRENDEN LA DANZA DE PALOTEO DE TÁBARA

 Sotkamo
Sotkamo es un municipio de Finlandia, perteneciente a la región de Kainuu. Cuenta con una población de 10,572 (2015) y un área de 2,951.87 km² (de los cuales 302.59 km² son agua). Tiene una densidad de población de 4.0 hab./km².
Al oeste de Sotkamo, en Vuokatti hay una popular estación de esquí. El parque nacional de Hiidenportti está en este municipio.
En lo deportivo, el municipio es sede del equipo de béisbol, Sotkamon Jymy.


En esta ocasión han sido 17 alumnos finlandeses con edades comprendidas entre 16 y 18 años, más dos profesoras, los que se han acercado hasta el IES Los Sauces con el programa de intercambio que tiene el Centro; es ya la tercera jornada que se encuentran entre nosotros y la mañana de hoy tocaba desayuno preparado por los padres de acogida, empaparse de lo cotidiano de Benavente y ver y aprender un poquito de nuestras tradiciones.
Comenzaron los alumnos de 4º de ESO del IES Los Sauces, mostrando parte de lo que han aprendido este año: La Pasión, Las Calles de Roma, El Veinte de Noviembre y El Veinticinco, para seguidamente pasar al gimnasio e intentar enseñarles uno de los lazos danzados (La Pasión) a nuestros invitados.

 los Alumnos del IES Los Sauces danzando La Pasión

 En plena evolución del Veinticinco
 Saludando al público asistente
 Enseñando los primeros pasos del Lazo La Pasión
 Primeras evoluciones

 A la espera del cambio de calle
 Viendo como interiorizan los movimientos


 Explicando los distintos movimientos
Es todo un placer poder divulgar un poquito de nuestra danza para su conocimiento fuera de España y sobre todo ver el interés y empeño que ponen los chicos.

Muchas gracias a Elena por las fotos realizadas.

martes, 18 de abril de 2017

ROMERÍA DE SAN MAMÉS Y SAN BLAS

El excelente tiempo ha continuado hasta el final de la Semana Santa de 2017, cambiando la tendencia que teníamos desde hace unos años, que estaba la cosa un poco alborotada, un día perfecto para pasar en familia o con amigos, celebrando la Romería de San Mamés y San Blas, este Lunes de Pascua.

Como primer paso y continuando con la tradición de pasar por la Cruz del Perdón, nos acercamos hasta allí y arrojamos una piedra más, para que no caiga en el olvido el punto donde se reunían los 14 pueblos de la comarca compitiendo con sus pendones en vistosidad y alarde en el manejo, en esta misma fecha ya pretérita, (además de otras historias y leyendas). Detalle por parte de Nino Fresno, el señalizar la entrada para acercarse a verla, ya que desde el camino de concentración puede pasar desapercibida totalmente.
Reunidos en la pradera los integrantes del Grupo Infantil de Paloteo y a la espera de que bajaran por el sendero autoridades, devotos, músicos, etc. nos disponemos a colocarnos para iniciar nuestra aportación con una de las fiestas más queridas por los lugareños.
En total se danzaron cuatro lazos, que dos días antes se habían estado ensayando para poder ofrecérselos a la concurrencia:

SEÑOR MÍO JESUCRISTO
LAS CALLES DE ROMA
LAS VUELTICAS
EL VEINTICINCO
Los integrantes que en esta ocasión formaron parte del grupo fueron los siguientes:
Claudia Jorge
Ana de la Prieta
Javier de la Prieta
Celia Fresno
Naiara García
Unai García
Lucía Martín
Lucía Casas
Paloma Fresno
Tamborilero: Carlos Fresno
Lástima el no habernos acordado de realizar la foto de grupo
Dar las gracias sobre todo a las dos danzantes más mayores que en todo momento echan una mano y aportan su mayor experiencia y saber al grupo, participando tanto en los ensayos como en las actuaciones.



















































Una vez concluido nuestro trabajo saludamos y damos paso a la subasta de los bollos maimones y el ramo, digo ramo, porque por alguna extraña razón, el ramo grande no estaba, parece ser que la Danza de Paloteo de Tábara y el Ramo de la misma localidad y con este ya son tres ediciones consecutivas, cuesta que ocupen el mismo espacio en el mismo momento, esperamos que para el próximo año ya nos pongamos todos de acuerdo, rememos en el mismo sentido y cumplamos con las tradiciones como debe de ser.
 Inicio de la subasta
Numeroso público atendiendo a la subasta, haciendo honor al día
Diferentes momentos de la subasta de bollos



 Uno de los agraciados con la puja
 El ramo pequeño pasando la ronda de pujas

 El ramo grande que se subastó a partir de 50 €, llegando después a los 130 €

 Detalle del ramo
Por la mañana los romeros se desplazan hasta la ermita situada en el alto de la Pradera de San Mamés y allí se entona el canto del ramo, por las cantoras a dos voces, para a continuación decir la misa.

Algunos después de estar por la mañana regresan por la tarde y cumplen con la visita a nuestros santos eremitas, este año retocados en el estucado.
Muchas gracias a Fátima por hacernos el reportaje fotográfico.



De romerías y sensaciones
La ermita de San Mamés surge como una prolongación de la tierra en la que se asienta

Eduardo Ríos 18.04.2017 | 00:11
Romeros de la villa tabaresa durante la jornada festiva en la que se honra a San Blas y San Mamés. Foto Ch. S.

Como una prolongación de la tierra en la que se asienta. Humilde. Sin estridencias. Así surge la ermita de San Mamés en lo alto del cerro, con la naturalidad del brezo o los robles que la circundan y es tan pequeña que la mayor parte de los lugareños tiene que quedarse fuera mientras el señor cura dice la misa.

Los sillares son de piedra. La cubierta, de teja roja. Junto a la entrada una cruz y en la parte sur un ventanuco. Nada más. El resto monotonía. Ni galerías, ni gárgolas, ni tímpanos, ni arcadas. Ni una columnilla por sencilla que fuese. Nada. Ni tan siquiera una campana. La austeridad es brutal, sin embargo, desprende un magnetismo que cautiva.

Fue levantada a toque de concejo cuando los vecinos compartían sueños y carretas y supuso para la Tierra Vieja de Tábara la culminación de un logro colectivo. Hoy poco queda de aquel pasado. Su silueta, si acaso, emergiendo con un no sé qué, entre mágico y balsámico, de un robledal que muda la hojarasca a medida que el sol avanza.
Del hechizo forma, también, parte el aislamiento. La inmensa soledad que, de común, la invade se presta a las pasiones más ardientes o inconfesables y bien que lo saben los amantes furtivos, sin embargo, ahora está desconocida. Velas encendidas, flores, ofrendas votivas, un par de hachones y tras el altar San Mamés y San Blas, los patrones. Cariacontecidos y mohínos desde que salieran de la gubia del señor Luis, hoy parecen sonreír. Es Lunes de Pascua, día de romería, y la ermita resplandece. Está de gala.

Justo en este momento la procesión serpea en su derredor desorganizada y bullanguera. Unos charlan. Otros miran. Quizás alguien rece. En la parte delantera las muchachas cantan y, a su paso, los mozos no quitan ojo a sus piernas morenas. Mientras, los lugareños se acomodan en la pradera por familias y juegan a la calva y al marro. Huele el valle a carne asada.

A continuación se subasta el ramo, un bastidor en el que las mujeres colgaron rosquillas a primera hora de la mañana. Comienza la puja. "?¡Cincuenta a la una!...¡Cincuen?, cincuen, ...cincuenta a la una!...". El subastador se ha encaramado a un tocón de encina y desde allí desgrana su salmodia, un monólogo sabiamente estructurado que se transmite de padres a hijos. De vez en cuando alguien levanta la mano y se lleva el lote. Recuerdo al señor Gabriel, el panadero. Tenía el horno en el pueblo, junto a la fuente de los Caños, y yo era un niño entonces. . "..¡Cincuen?, cincuen?, cincuenta a la una!?", decía el buen hombre con idéntico soniquete.

Una de los atracciones más esperadas es la danza. Primitiva. Simbólica. Arcana. Estremece pensar que el enigmático paloteo de los danzantes aquí, en esta tierra de lobos difícil y fronteriza, quizás sea el de nuestros ancestros en las majadas donde procreaban. Los mismos saltos, los mismos juegos. Tal vez iguales sueños y desencantos. Su significado es incierto y a punto estuvo de desaparecer con la llegada de nuevas formas de expresión pero, afortunadamente, el maestro Carlos lo impidió con dedicación y talento.

Se trata de una coreografía en la que los participantes golpean entre sí unos palos al ritmo de dulzaina y tamboril. El "Señor mío Jesucristo", "La Pasión", "El veinticinco". Uno tras otro los lazos se ejecutan con precisión milimétrica y cuando finaliza "Las calles de Roma", el más esperado, se incrementan los aplausos.

A media tarde comienza el baile. Un ritual. La expresión popular, en estos pagos, del cortejo. Se establecen relaciones. Se inician romances. Con las primeras sombras los mozos pierden la timidez y algunas parejas abandonan la pradera cogidas de la mano al tiempo que un runrún como de enaguas y sedas movidas apresuradamente se extiende por el valle. Presiento a la naturaleza en estado puro y, de pronto, tengo la extraña sensación de que los jóvenes cuerpos son un canto a la vida. Una celebración los forcejeos. Una sinfonía, esa ineludible llamada de la sangre, difícilmente superable.

Es noche cerrada cuando la orquestina deja de tocar. La romería acaba. Con la marcha de los romeros las hogueras se fueron apagando y, en lo alto del cerro, San Mamés y San Blas descansan. El silencio ha vuelto a la braña. La sierra de La Culebra duerme. Es hora de regresar.